Encuentro de las redes agropecuaria y medioambiental en México para reducir gases de efecto invernadero

Por: Víctor López Saavedra. Coordinación de Relaciones Público-Privadas para América Latina, SIP-CIMMYT

25 de abril de 2017.

280 n4Estado de México.- El pasado jueves 20 de abril se celebró en la Ciudad de México un Diálogo público-privado sobre los Compromisos Nacionalmente Determinados (CND) de México, evento convocado por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), en colaboración con la Semarnat, el PNUD, el fondo medioambiental GEF y la Agencia de Energía Danesa.

Según el INECC, las emisiones del sector agropecuario en 2013 fueron 80 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente (MtCO2e) de gases de efecto invernadero (GEI), lo que representa 12% del total de las emisiones nacionales de GEI. Con el objetivo de evitar el aumento de las emisiones de México, el país se comprometió a cumplir con las metas de mitigación plasmadas en las CND en el marco del Acuerdo de París. Éstas tienen dos componentes, uno de mitigación y otro de adaptación, estableciéndose metas de mitigación para el sector agropecuario de 7 MtCO2e2 en 2030.

Con una participación más alta de lo esperado, superando los 150 asistentes, el foro sirvió como un espacio de información y diálogo en el que se analizaron algunos de los esfuerzos en curso de varias instituciones activas en México en la identificación y promoción de acciones concretas en materia de agricultura que sirvan para mitigar o adaptarse al cambio climático. Los temas expuestos fueron variados, transitando de la ganadería a los biodigestores, el uso de biofertilizantes o el aprovechamiento de residuos. Víctor López presentó las oportunidades que supone la Agricultura de Conservación (AC) como práctica relevante a la hora de mitigar y, sobre todo, adaptar la producción de granos básicos a los patrones imprevisibles que determina el cambio climático; el líder de MasAgro Productor explicó también qué impacto se estaba logrando hasta la fecha en este sentido en el campo de los miles de productores mexicanos que crecientemente están adoptando la AC.

Representantes de Sagarpa, Conafor, Conabio, la UNAM, la Universidad de Chapingo, FIRA y Banamex no faltaron a la cita. Preservar la seguridad alimentaria y asegurar la alineación de esfuerzos entre instituciones y proyectos se enunciaron como objetivos innegociables. De la misma forma, se consideraron retos por abordar, como el mantenimiento de la frontera agrícola o la necesidad de establecer un sistema funcional de monitoreo y evaluación de los logros conseguidos.

Varios participantes manifestaron su satisfacción por conocer con un poco más de detalle algunas de las actividades e impacto que el CIMMYT implementa en México con base en investigaciones globales. El INECC expresó su deseo de continuar la relación y fortalecer la colaboración hacia futuro y, sobre todo, en el contexto del actual reto medioambiental al que todos nos enfrentamos.