Se usan cultivos alternativos para mejorar el suelo en la plataforma de Villa Corzo, Chiapas

• Los cultivos alternativos tienen la ventaja de producir grano o forraje y mejorar el suelo.

Por: Rubén de la Piedra Constantino.

6 de diciembre de 2017.

315 n5PLAT VillaCorzoVilla Corzo, Chis.- Hoy en día, el productor enfrenta una situación de insumos con precios cada vez más elevados y, en algunos casos, la caída de los precios de los productos agrícolas. La mayoría de los productores en la región Frailesca, en Chiapas, son pequeños y medianos agricultores de muy bajos recursos económicos y con acceso limitado a créditos. La combinación de estas limitantes con la amenaza de fenómenos climáticos hace que las unidades productivas del pequeño agricultor sean de alto riesgo económico e improductivas. Ante esta situación, es necesario buscar alternativas que ayuden al productor a disminuir esos riesgos, razón por la cual se estableció el ensayo “Validación de sistemas de producción alternativos”, que tiene como objetivo validar cultivos que se adapten a las condiciones agroclimáticas de la Frailesca con el propósito de generar una entrada de recursos económicos para el productor, o bien como una alternativa para mejorar la fertilidad del suelo o como uso de forraje para su ganado.

Siguiendo las prácticas MasAgro, se establecen cultivos alternativos que tienen la ventaja de producir grano o forraje y mejorar el suelo. Se pueden sembrar bajo el sistema de relevo al maíz, aprovechando la humedad residual del ciclo de lluvias. Además, estos cultivos no ocasionan altos costos en insumos ni son exigentes en cuanto a nutrientes. Teniendo en cuenta que muchos de los cultivos son importados de otros estados y que se encuentran en centros comerciales a un costo elevado, la idea es que, al sembrar estos cultivos, el productor genere un alimento nutritivo de alta calidad y además pueda mejorar sus ingresos. Los cultivos alternativos establecidos fueron: frijol (Phaseolus vulgaris), frijol Vigna o Caupí (Vigna unguiculata), dolichos (Dolichos lablab), clitoria (Clitoria ternatea), canavalia (Canavalia ensiformis), girasol (Helianthus annuus), ajonjolí (Sesamum indicum L.), chía (Salvia hispánica L), amaranto (Amaranthus sp.) y okra (Abelmoschus esculentus).

Los rendimientos obtenidos por cada uno de los cultivos validados (cuadro 1) muestran que el cultivo de frijol de la variedad Negro Grijalva fue el que obtuvo el mejor rendimiento, en comparación con los otros cultivos, con 1174 kg/ha. Otros cultivos que también tuvieron buen rendimiento fueron el girasol, con 638 kg/ha; el amaranto, con 586 kg/ha, y el frijol Vigna, con 551 kg/ha. Los rendimientos de esos cultivos fueron buenos, considerando que las condiciones agroclimáticas bajo las cuales se desarrollaron no fueron las más adecuadas. Cultivos como la clitoria, la okra y la chía no tuvieron buenos rendimientos, ya que sólo obtuvieron 77, 172 y 391 kg/ha, respectivamente. Los resultados obtenidos con los diferentes cultivos validados permiten visualizar que varios de ellos pueden ser una opción viable de producción bajo el sistema de manejo en relevo al cultivo de maíz, como es el caso del frijol, el girasol, el amaranto y el frijol Caupí.

Cuadro 1. Rendimiento (kg/ha) de los cultivos alternativos en la plataforma de Villa Corzo, ciclo PV 2016.

Captura de pantalla 2017 12 22 a las 10.52.47