Con #PROAGROCapacita se abre la posibilidad de innovar en el campo con tecnologías y prácticas sustentables

 • Don Modesto, productor beneficiario del Componente PROAGRO Productivo exhorta a productores de la región a adoptar las estrategias tecnológicas del CIMMYT.

Con información de: José Castillo Figueroa, técnico PROAGRO Productivo.

9 de octubre de 2017.

321 n2ACmaizJCFProagroGro3Tixtla de Guerrero, Gro.- Con base en el plan de acción del Acompañamiento Técnico PROAGRO Productivo, se efectuó la visita a la parcela denominada Las Cruces, del productor Modesto Loranca, en donde ha cultivado maíz con Agricultura de Conservación (AC) desde hace cuatro años, aplicando los principios de mínimo movimiento de suelo e incorporación de residuos (rastrojo) de cosecha, así como la rotación de cultivos. Tecnología propuesta por técnicos del programa estatal en el año 2014 debido a lo observado en visitas a las plataformas ubicadas en el INIFAP-Iguala. Estas acciones lo motivaron a probar en un primer ciclo, en donde obtuvo buenos resultados en cuanto a producción y ahorros de recursos económicos y —sobre todo— se evitó el arrastre de suelo, ya que son terrenos con pendiente de entre cinco y siete por ciento, lo que propicia fuerte arrastre con las lluvias que se presentan en mayo y junio. Don Modesto menciona que sus paisanos lo tacharon de loco por el método de siembra utilizado, pero actualmente demostró grandes resultados; expuso sus experiencias en náhuatl, su lengua nativa, y apoyó en la traducción de la explicación dada por el técnico PROAGRO Productivo, José Castillo Figueroa, quien presentó a detalle la metodología para labranza de conservación.

Con los productores de la región, los beneficiarios del Componente PROAGRO Productivo, se abre la posibilidad de iniciarse en una agricultura de sustentabilidad. Con estas tecnologías y prácticas sustentables del CIMMYT, el productor tiene acceso a un paquete tecnológico más barato y de mayor eficiencia, en donde la relación beneficio-costo se ve reflejada desde los primeros ciclos. De esta forma, el cambio cultural se puede lograr de manera gradual, mejorando la calidad de vida y garantizando suelos cultivables para las generaciones futuras.

“Si no iniciamos ahora, el mañana no llegará”, concluyó don Modesto, exhortando de esta manera a que más productores adopten dichas estrategias.