Alternativas para un Manejo Agroecológico de Plagas en la plataforma de Amealco de Bonfil, Querétaro

Alternativas para un manejo agroecológico de plagas en la plataforma Amealco de Bonfil, Querétaro

  • Dentro de los daños colaterales del uso indiscriminado de plaguicidas se encuentra la disminución de los insectos benéficos que realizan el control.

Por: Miguel Ángel Uribe Guerrero, Sustentabilidad Agropecuaria de Querétaro (SAQ).

Diciembre de 2017.PlatAmealcoQro

Amealco de Bonfil, Qro.- Hoy en día el uso de microorganismos para el control de plagas está teniendo una tendencia a la alza debido a los altos costos que tiene la aplicación de químicos, sobre todo en cuanto al daño a la salud de las personas que los aplican y las que viven en o cerca de los campos agrícolas. Sin embargo, es difícil encontrar estos productos en el mercado, y sólo se dispone de insecticidas químicos.

Otro factor limitante es que cuando al productor le funciona bien un producto, difícilmente lo quiere cambiar y sigue aplicándolo cada ciclo una o dos veces, propiciando que las plagas generen resistencia, haciendo más difícil su control. Dentro de los daños colaterales del uso indiscriminado de plaguicidas se encuentra la disminución de los insectos benéficos que realizan el control.

Por esto, es necesario que los productores conozcan herramientas y prácticas alternativas para el manejo de plagas, como son:

  1. Conocer las causas que originan las plagas, pues la mayoría se deriva del monocultivo y la perturbación del medio ambiente.
  2. Sustento en el control biológico(aplicado y natural), ya que existen insectos cuya única función es depredar a otros insectos, por ello, siempre resulta bueno tener alternativas en las prácticas agrícolas.
  3. Restauración de la biodiversidad, sobre todo con la rotación de cultivos y el uso de plantas que atraen insectos en las besanas o alrededor de los cultivos.
  4. Minimizar o evitar el control químico, que es la última alternativa. Procurar usar extractos vegetales o, en su defecto, utilizar químicos de bajo impacto.

Una práctica muy útil y fácil de realizar es el monitoreo de las poblaciones insectiles para saber qué es lo que hay en la parcela, si son benéficos o dañinos, y poder tener en cuenta el umbral de daño económico, pues la aplicación de productos de cualquier tipo debe sustentarse en el daño económico y no sólo en la presencia de insectos, por ello hay que inculcar el monitoreo como una labor de producción en técnicos y productores.