Familias campesinas se benefician con insumos y capacitaciones a través del Proyecto Buena Milpa

  • Desde Buena Milpa se impulsa la agroecología porque enseña a rescatar y conservar los medios de producción agrícola mediante la realización de abono tipo bocashi.

Por: Nadia Rivera y Abilio López.

9 de febrero de 2018.

324 BuenaMilpa2 opt

Guatemala.- Un grupo de 52 familias de la Comunidad Agraria La Igualdad, municipio San Pablo, San Marcos, fue beneficiado con semillas de hortaliza, semillas mejoradas de frijol y dotación de materiales para realizar abonos tipo bocashi.

Rene Gaspar, representante de la Cooperativa La Igualdad, indica que en esta comunidad hay ausencia de asesoría técnica para los productores, por lo que han trabajado tanto los cultivos de café como los de maíz con excesivos fertilizantes e insumos químicos, lo que ha provocado contaminación, daño a la atmósfera y acidificación de suelos.

Desde Buena Milpa se impulsa la agroecología porque enseña a rescatar y conservar los medios de producción agrícola mediante la realización de abono tipo bocashi, que forma parte de la asesoría técnica sobre buenas prácticas agrícolas que se brindó a este grupo de productores, ya que este abono es rico en nutrientes para las plantas y el suelo.

El abono tipo bocashi aporta microorganismos que benefician los suelos transformando la materia orgánica que hay en ellos en nutrientes para la planta.

Manuel de León, productor beneficiario de Buena Milpa a través de la organización local Cooperativa La Igualdad, expresa su gratitud al proyecto por el beneficio recibido y menciona que “las aboneras nos ayudarán a mejorar la fertilidad de los suelos, ya que nuestra tierra se está degradando por la falta de conocimiento en el manejo adecuado de fertilizantes y otros productos químicos; con estas capacitaciones recibidas obtendremos mejores resultados en nuestros suelos y nuestra cosecha de maíz será mejor”.

A este grupo de productores se le entregó semillas de hortalizas (zanahoria, nabo, acelga, remolacha, cilantro y rábano) con el objetivo de que realicen su propio huerto familiar y obtengan verduras y hojas verdes para favorecer la nutrición de sus familias.

La entrega de estos insumos responde al seguimiento de la elaboración de aboneras, con el propósito de promover la producción agroecológica que contribuya a mantener un equilibrio en los ecosistemas. Buena Milpa promueve la permacultura en los cultivos, principalmente en el maíz, y en este caso se realizaron parcelas con especies de hortalizas en donde se realizan prácticas agrícolas que benefician la ecología de los microorganismos del suelo, ya que se realizó una prefertilización e incorporación con abono tipo bocashi (broza, maleza, granillo, gallinaza, levadura, tierra negra, carbón molido y cal agrícola) que le brindará los nutrientes necesarios al cultivo en la etapa de crecimiento.

Las hortalizas se sembraron en cada tablón de la siguiente manera: una hilera de semillas de hoja seguida de una hilera de semillas de raíz, para aprovechar el espacio. Luego de sembrar, las semillas se cubrieron para que la lluvia no lavará los tablones y pudieran germinar. Con la incorporación de materia orgánica se espera lograr una hortaliza de calidad.

La germinación de semillas y el crecimiento de hortalizas en huerto familiar ayudarán a las familias de la comunidad agraria a mejorar la rentabilidad y cambiar la dieta, aportando mejores nutrientes.

Los productores de esta comunidad se han caracterizado por ser emprendedores e innovadores, ya que ellos mismos han implementado tecnologías agroecológicas con el apoyo de organizaciones como Buena Milpa que les proporcionan asesoría técnica, que es de mucha importancia para ellos.

324 BuenaMilpa1 opt