Perspectiva de herreros sobre el mercado de silos en México para disminuir las pérdidas poscosecha con alternativas sustentables

• Se entrevistó a 30 herreros que participaron en eventos de capacitación en el CIMMYT con el fin de entender mejor la disponibilidad local de los silos metálicos herméticos desde su perspectiva y conocer las limitantes que estos herreros tienen para construir y vender más unidades.

Por: Jessica González Regalado, coordinadora de plataformas y poscosecha Hub Valles Altos, y Ariel Rivers, PhD.

30 de enero de 2018.

336 n2SILOS poscosechaTexcoco, Edo. Méx.- En México los productores usan varios métodos tradicionales para guardar sus granos básicos, por ejemplo, en costales con una pastilla de algún químico, pero en muchos casos, estos métodos no son tan eficientes. Las tecnologías herméticas para almacenar grano, como silos metálicos y bolsas plásticas, son una alternativa para disminuir el desarrollo de insectos y hongos y proteger muchos de sus parámetros de calidad. Sin embargo, la adopción de estas tecnologías es poco frecuente, debido a muchos factores; uno de ellos es su falta de disponibilidad en muchos lugares. Por ello, en 2016 y 2017 entrevistamos a 30 herreros de nuestro directorio, que participaron en eventos de capacitación en el CIMMYT, con el fin de entender mejor la disponibilidad local de los silos metálicos herméticos desde su perspectiva y conocer las limitantes que estos herreros tienen para construir y vender más unidades.

Identificamos que 19 herreros están activos y 11 inactivos. De los herreros inactivos, las razones por las cuales no fabrican silos fueron la falta de un mercado local, la escasez de capital para comprar materiales o hacer crecer su taller, la insuficiencia de mano de obra, la poca disponibilidad de materiales y la falta de capacitación a productores para el uso y manejo de silos. Casi todos los fabricantes inactivos indicaron que para motivar de nuevo su construcción de silos necesitan un mercado local, mejorar la disponibilidad de materiales y aumentar el interés en el uso de silos por parte de los productores.

Estos fabricantes inactivos tuvieron algunos comentarios interesantes con respeto del mercado local. Por ejemplo, un herrero de Yucatán nos dijo que “aún no se tiene la costumbre de almacenar en el silo metálico hermético. Se guarda la cosecha para el autoconsumo en el troje a granel, y esta cosecha dura aproximadamente como un mes. Los medianos productores venden terminando la cosecha porque la tienen comprometida a las empresas". “No hay proveedores locales de los materiales y tenemos que solicitarlos desde Oaxaca y Tabasco, y por esta razón, los materiales son muy caros”, nos mencionó uno de Chiapas. Y un herrero de Guanajuato nos comentó: “En este año, unos técnicos de la SAGARPA solicitaron fabricar varios silos. El problema fue que tenía que fabricarlos, distribuirlos a los productores y tomar fotos como evidencia, después de ese proceso se me pagaría. Por lo que no estuve conforme y no se consolidó el trato, porque no se me aseguraba un pago después de la fabricación de los silos".

De los fabricantes activos en todo el país, las capacidades para construir silos son altas en los estados de Oaxaca, México, Guanajuato, Hidalgo y Michoacán, de acuerdo con los números que estos fabricantes reportaron de silos vendidos en 2015, 2016 y 2017.

Los precios de los silos entre 2016 y 2017 fueron muy variables dentro del país; en 2016 se presentaron precios bajos en Oaxaca y Tlaxcala, y altos en Guanajuato. En 2017 se registraron precios bajos en Campeche y Oaxaca, y altos en San Luis Potosí y Yucatán.

Los silos que se comercializan más son los de 500 kg y 1,000 kg, pero también otros tamaños comunes son de 2,000 kg y 100 kg. Todos los fabricantes dijeron que los productores usan los silos para guardar maíz que utilizan para el autoconsumo y para alimentar a sus animales. La mayoría de los fabricantes distribuyen sus silos en su localidad o dentro de su estado. Los herreros activos usan varios métodos para promover sus productos, como anuncios, ferias, gobierno e internet (figura 1). Pero la mayoría utiliza las recomendaciones entre sus clientes, por lo que parece que los fabricantes no están aprovechando los numerosos métodos de difusión para compartir información sobre los silos.

De los herreros activos, identificamos que, para la construcción de silos de buena calidad en 2016, 6 de 11 fabricantes dijeron no conocer la publicación de la Norma Mexicana de la construcción de silos metálicos de 2015. Mientras que todos los herreros —activos y no activos— entrevistados en 2017 conocían la norma; sin embargo, solicitaban capacitación sobre ésta. En este sentido, nos hemos dado a la tarea de concientizar a los herreros sobre fabricar silos de buena calidad, aunque hace falta mucho trabajo por hacer. Un comentario al respecto fue de un herrero de San Luis Potosí, quien dijo: “Debe difundirse que los silos deben ser herméticos si se van a usar para almacenar. En mi región llegan muchos silos que no son herméticos y la gente tiene desconfianza de usar esta tecnología”.

La norma es nueva, entonces se comprende que los fabricantes todavía no conozcan que existe; sin embargo, esto puede indicar que éstos no tienen acceso a fuentes de información que puedan usar para mejorar sus empresas y procesos de construcción.

Hay necesidades similares entre los fabricantes activos e inactivos, y podemos derivar algunas recomendaciones en tres áreas importantes: la capacitación, la vinculación y la política. En 2017 se hizo una selección rigurosa de participantes al taller de fabricación de silos, lo que favoreció que más herreros se encontraran activos además de mejor capacitados con respecto a la fabricación de silos bajo los estándares de la norma mexicana. Además, hay oportunidades para promover la vinculación entre los herreros, desarrollando capacidades a través de intercambios de trabajo y motivando la vinculación entre herreros y productores, donde en eventos demostrativos en campo los herreros puedan compartir la información de sus empresas. Muchos fabricantes indicaron que la falta de capital es una gran limitante en su productividad. Con inversión por parte del gobierno o el sector privado (por ejemplo, de empresas que compran granos básicos) se puede eliminar esta limitante, por ejemplo, a través de estímulos para empresas pequeñas, capacitaciones, acceso a crédito e incentivos para los productores para la compra de silos.